El trabajo constante con ejes transversales permea todas las orientaciones dentro de cada asignatura y tiene por objetivo la formación de mejores ciudadanos. Los lunes durante el acto bandera exponemos a los niños y niñas el tema a trabajar durante la semana.

Estamos desarrollando una labor de ORIENTACIÓN – REFLEXIÓN – ACCIÓN que se inicia ayudando a cada alumno a descubrir en sí mismo la dignidad y visión de su yo, la condición de ser único a imagen y semejanza de Dios, con hermosas cualidades ya desarrolladas y muchas por desarrollar.

La secuencia de los temas de los Ejes Transversales que desarrollamos durante el año escolar ayuda a alumnos a identificar, aquilatar apreciar y asumir valores personales; les motiva a desarrollar las cualidades que los expresan; les invita a integrar estos valores personales y grupales a la cultura escolar, donde se comparten y se fortalecen en la práctica y en vivir cotidiano.

El enfoque cotidiano del tema va permeando el pensamiento y la toma de consciencia de los alumnos. Se preparan murales alusivos en cada aula; se habla en el grupo; en los actos comunitarios; durante la fila diaria después del recreo, se ponen ejemplos y comparaciones; los mismos niños expresan sus vivencias; se resalta positivamente a los alumno que logran actuar en consonancia con el tema, y durante las horas de clase, todos los maestros y maestras enfocan este tema relacionándolo con sus asignaturas.

Por último los alumnos responden los Ejercicios de Razonamiento (entregados cada semana) con respuestas personales que nos indican la asimilación del tema.

Al final invitamos a los padres a disfrutar de la respuestas de sus hijos, leyendo las “hoja de razonamiento” pegado en sus cuadernos a lo largo del año escolar.